Acido Hialurónico


Los rellenos faciales forman parte de un tratamiento médico rápido y poco doloroso que se realiza mediante infiltraciones. El ácido hialurónico es una sustancia que se halla presente en el cuerpo humano de forma natural y contribuye a hidratar y a dar volumen a la piel.


Son sustancias seguras y reabsorbibles cuyos efectos estéticos son reversibles. Tras una buena limpieza de la piel, aplicamos una pomada anestésica o frío local en la zona a tratar. El ácido hialurónico se deposita en las arrugas mediante pequeñas infiltraciones que inmediatamente rellenan los pliegues de la piel. Una vez finalizado el tratamiento se puede volver a retomar la actividad normal inmediatamente.


Resultados


Los resultados estéticos de los implantes de relleno con ácido hialurónico son inmediatos. Según el tipo de Acido hialurónico que se implante, se consigue dar volumen a labios, rellenar entrecejos, surcos nasogenianos, así como eliminar pequeñas arrugas peribucales o de expresión.


El resultado obtenido es sencillamente espectacular.


El efecto del ácido hialurónico suele durar unos 9-12 meses. Por eso se suelen hacer aproximadamente una o dos veces al año