BIORRESONANCIA QUANTUM – SCIO


A - HISTORIA DE LA BIORRESONANCIA

 

En 1975 el Dr Fritz demuestra que los campos electromagnéticos son causa y consecuencia de los mecanismos de la vida y que el ADN funciona, a la vez como antena emisora y como antena receptora.

 El segundo avance ocurre en 1978 con el científico ROSS ADEY quien descubre que la membrana celular oscila o resuena con una frecuencia y una amplitud mensurable y definible. Por tanto estos dos centros, célula y membrana celular, son centros tanto de transmisión como de recepción de biocomunicación dentro el organismo, reorganizando la sincronización interna hasta de unidades biológicas mayores como los órganos.

 

B – EL ORGANISMO Y EL CAMPO ELECTROMAGNÉTICO

 

- La materia tiene una frecuencia resonante y cada célula del cuerpo resuena en una frecuencia particular. Por tanto el sistema celular humano puede almacenar e intercambiar información pero esto solo es posible cuando el núcleo interno de la célula contiene agua y cuanto más limpia sea el agua más alta será la disposición para almacenar información.

 

CONCLUSIÓN

 

Si la membrana de la célula esta bloqueada por residuos nocivos, metales pesados, minerales depositados etc... se pierde agua en la célula y esto es el primer paso de la enfermedad.

 

 C- EQUIPO DE BIORRESONANCIA

 

El equipo de Biorresonancia  utiliza electrodos que se colocan en el cuerpo y establecen una comunicación directa en forma de circuito cerrado.

Transmite las oscilaciones fisiológicas del organismo que pueden ser interferidas por la presencia de agentes patógenos, toxinas, metales pesados,  estados emocionales, herencia genética etc... que dan como resultado una alteración en la frecuencia, amplitud e intervalo de la oscilación fisiológica.

La biorresonancia posee un filtro que separa las oscilaciones fisiológicas de las patológicas y así consigue invertir la onda senoidal que representa la patología del organismo, lo que significa ayudar al proceso de regulación del organismo.

El sistema de biorresonancia es seguro, no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones y es compatible con los sistemas tradicionales de curación médica. Además la terapia mantiene conexión con los principios de la acupuntura y de la homeopatía, cuya combinación potencia los resultados acelerándolos.

 

D – PATOLOGÍAS QUE SE BENEFICIAN DE LA TERAPIA

 

- Procesos inflamatorios agudos y crónicos
- Alergias agudas y crónicas
- Procesos dermatológicos como acné, psoriasis, dermatitis, prurito etc.
- Dolor agudo y crónico
- Procesos respiratorios y digestivos
- Debilidad inmunológica
- Regulación de procesos metabólicos, obesidad.
- Trastornos hormonales, ginecológicos y urológicos
- Sobrecargas de vacunaciones.
- Alteraciones del sueño
- Dificultad de concentración y disminución de la capacidad de trabajo

 

La biorresonancia no trata patologías como tales sino que trata a la persona estimulando la reacción de regulación y la capacidad de compensación en el equilibrio dinámico del propio organismo. La meta es eliminar la información electromagnética que desencadena la enfermedad.

Se recomiendan un mínimo de 5 sesiones en patologías agudas y un mínimo de 8 en crónicas.