¡SÓLO EN JULIO! Mesoterapia virtual, sin pinchazos

Mesoterapia virtual, la solución para prevenir la oxidación celular

La mesoterapia virtual (meso TDS) es un tratamiento sin agujas, especialmente indicado para aquellas personas que no soportan las infiltraciones y que, por lo tanto, no se quieren pinchar.

Actúa tanto sobre las consecuencias del envejecimiento cutáneo como sobre sus causas. Tiene como principal objetivo hidratar, nutrir y prevenir la oxidación celular mediante la introducción de sustancias hidratantes proporcionando al rostro luminosidad, frescura y juventud. La mesoterapia es un tratamiento localizado, muy agradable y nada traumático que permite la incorporación inmediata a cualquier actividad personal o profesional.

Tratamiento
Se aplica mediante un aparato que emite ondas electromagnéticas que realizan un proceso de electroporación, es decir, la penetración de los activos a través de las capas de la dermis hasta llegar a una capa más profunda de la piel. Por este método se introducen pequeñas cantidades de activos nutritivos y revitalizantes, también vitaminas, aminoácidos, coenzimas, antioxidantes, acido hialurónico y sustancias hidratantes en forma de cóctel, a lo largo de las arrugas de todo el rostro, cuello, escote y dorso de las manos. También se pueden introducir sustancias tensoras, según las necesidades del paciente.
La mesoterapia virtual es un tratamiento preventivo y curativo al mismo tiempo siendo apto para todos los tipos de piel, edad y sexo.

Resultados
El objetivo principal de este tratamiento es aportar volumen a los tejidos restaurando el contorno facial, mejorando la flacidez de cara, cuello, escote y/o manos, e hidratando la piel desde la primera sesión. También se utiliza para combatir la flacidez de la cara interna de brazos y piernas.
Desde la primera sesión, la piel se vuelve más luminosa y uniforme y mejora visiblemente su flacidez recuperando la densidad y la firmeza. El rostro aparece descansado y rejuvenecido.
Según el tipo de piel y sus necesidades se introducen unas sustancias u otras.
Las mesoterapias faciales se recomiendan al inicio una vez a la semana y, posteriormente, una vez al mes siendo visibles los resultados desde la primera sesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *