Cuperosis


La Cuperosis puede manifestarse en forma de pequeñas "arañitas" que cubren la  superficie del rostro. Se trata de pequeños capilares (venas) que se dilatan (expanden) como consecuencia del aumento de presión sanguínea en la zona; el problema se identifica médicamente como vascular, es decir, de circulación.


La más frecuente es la  cuperosis rosácea, que son dilataciones venosas alrededor de nariz y pómulos, que causan un enrojecimiento generalizado  Se sabe que responde a estrés, a consumir productos muy calientes e incluso  a beber alcohol.


La cuperosis afecta en general a individuos con piel clara, fina y delicada; es una afección hereditaria que para algunas personas puede resultar un problema estético para el que buscan tratamiento.

 

Escleroterapia

 

Debido al mal funcionamiento de los vasos sanguíneos se forman las arañas vasculares.


La escleroterapia es un procedimiento diseñado para atenuar el aspecto de  las arañas vasculares y varices pequeñas  superficiales que pueden aparecen en las piernas, el rostro o prácticamente cualquier parte del cuerpo.


El tratamiento consiste en la aplicación directa de una sustancia esclerosante (irritante), que seca la variz y consecuentemente la hace desaparecer. Es un proceso sencillo que representa en la actualidad la alternativa más resolutiva y menos agresiva para el tratamiento de este tipo de problemas. Esta técnica se realiza de forma ambulatoria, sin cirugía, sin anestesia y sin cicatrices.

 

Resultado

 

El resultado se aprecia de inmediato, pues en el momento se observa como las arañas vasculares se van vaciando/secando.


Posteriormente hay que seguir las recomendaciones médicas, como son: usar algún despigmentante, ponerse protección total, y NO tomar el sol por lo que este tratamiento se recomienda hacer en los meses de otoño/ invierno.


El numero de sesiones dependerá de cada paciente y de cada caso.