Hiperhidrosis/ Toxina Botulínica

 

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración que afecta principalmente a las palmas de las manos y de los pies, las axilas o la cara.


Este exceso de sudor está provocado por una exceso de actividad de las glándulas sudoríparas de esas zonas del cuerpo que producen más cantidad de sudor de la necesaria. Esta alteración suele iniciarse en la infancia o pubertad y normalmente dura toda la vida.


Esto, puede provocar en muchos casos, alteración de la vida social, haciendo incluso incomodo el hecho de dar la mano para saludar a alguien, o de levantar un brazo, pues la ropa puede estar empapada en sudor.


La Toxina Botulínica se utiliza para disminuir o eliminar el exceso de sudoración en pacientes con hiperhidrosis severa  gracias a la denervación química que esta produce.

 

Tratamiento


La administración se realiza mediante inyecciones de la misma en la zona afectada por la hiperhidrosis. La dosis exacta y el número de puntos de inyección se ajustarán en cada caso.
 
Resultados


Después del tratamiento el paciente puede realizar sus actividades normales y empezará a notar una disminución de la sudoración entre el cuarto y el séptimo día, siendo el efecto máximo a los quince días y efecto total dura entre 7 y 10 meses según el metabolismo de cada persona tratada.[]