Radiofrecuencia

 

Tratamiento médico no doloroso para combatir la flacidez  y la celulitis. También produce un efecto de rejuvenecimiento de la piel.


El tratamiento de radiofrecuencia produce un calentamiento de las capas más profundas de la piel. El aumento de la temperatura interna produce la contracción del colágeno y así su reparación y remodelación  y un estiramiento del tejido cutáneo, permitiendo así reducir los signos de flacidez y dejar una piel tersa.

 

Además, la energía de la radiofrecuencia actúa sobre el colágeno y estimula su síntesis, por lo que sus efectos se prolongan en el tiempo. 


Este calor consigue de forma inmediata el estiramiento del tejido cutáneo reduciendo los signos de flacidez y deja la piel más tersa. Se utiliza también para el tratamiento de la celulitis, de la flacidez, para mejorar la piel.